El pueblo sumergido (1984)

 

El pueblo sumergido

Tipo: Cortometraje

Sinopsis: El viejo pueblo es sepultado por las aguas de un pantano. Los habitantes son desalojados de sus hogares y se ponen a vivir en casas nuevas, que conforman un pueblo nuevo. Pero los vecinos echan en falta el viejo pueblo y sienten nostalgia de él. Hasta que los niños deciden recobrar algo del pueblo sumerdigo y contratan a unos buzos. Esta historia es como un cuento infantil no exento de poesía. Quedan muy lejos “Cabinas”, “Giocondas” y “Licenciados”. “El pueblo sumergido es un cuento infantil, sencillo, tierno y claro.

Dirección: Antonio Mercero

Artículo: Rodaje
ALFONSO CASTRO – Ciudad Real – 01/08/1983

El realizador cinematográfico Antonio Mercero, tras el éxito en la pequeña pantalla de series y películas como La cabina, Los pajaritos, La Gioconda está triste y Verano azul ultima en estos días, en la localidad de Pueblo Nuevo del Bullaque (Ciudad Real), el rodaje de su nuevo filme televisivo, El pueblo sumergido, por encargo expreso de la Unión Europea de Radiotelevisión (UER), a través de Televisión Española.

El guión de la película es del propio Mercero, que envió al departamento juvenil de la UER, con sede en Londres, tres bocetos sinópticos de guiones, de distinta temática juvenil -los tres suyos-, resultando elegido finalmente El pueblo sumergido, que narra la historia, de una manera poética y sencilla, de un pequeño pueblo artificial, de nueva faz, construido no hace demasiados años al lado justo de aquel otro pueblo, cuyas raíces se pierden en el tiempo, que acabó deglutido por las fauces acuáticas de un embalse de nuevo tipo.”He querido reflejar con un cierto realismo poético”, ha apuntado el realizador, “la nostalgia y la tristeza que sienten los habitantes de aquel pueblo, ahora cubierto por las aguas del pantano. Nostalgia y tristeza que los más pequeños descubren en sus mayores, que no dejan de ir a pasear, a bañarse, a pescar a orillas del pueblo sumergido… He querido hacer un canto a la vuelta a las raíces de estos habitantes en busca de su identidad”.

La mayor parte dé la cinta, que tiene un presupuesto en torno a los 18 millones de pesetas., acaba de ser rodada en el pantano de Abraham y en Pueblo Nuevo del Bullaque, poblado de colonización con menos de 200 habitantes, situado a escasos metros de los mojones que delimitan la polémica finca Cabañeros, en las estribaciones de los montes de Toledo. Según manifestaba el propio Mercero, sólo resta filmar las escenas que reflejan el pueblo sumergido, que por sus características serán rodadas por submarinistas, en los próximos días, en el pantano de Mansilla (la Rioja).

Una vez más, el director español ha preferido rodar, como ocurriera en Verano azul, con actores españoles muy jóvenes, desconocidos. En este caso, con niños alumnos de la única escuela pública de Pueblo Nuevo del Bullaque y con algunos adultos del pueblo que han trabajado de extras. Sólo cinco actores profesionales figuran en el reparto: María Garralón (Julia, en Verano azul), Alberto Bové, Manuel Ayuso, Roberto Cruz y el pequeño Alberto Rincón, que ya ha participado en otras series para Televisión Española.

El pueblo sumergido es la aportación que Televisión Española hace, con su personal técnico, a la nueva serie juvenil que prepara la Unión Europea de Radiotelevisión para el próximo invierno, y que será emitida inicialmente en los 16 países de Europa que forman parte de ella. Cada país presenta su propio filme de una manera independiente, y todos éstos, juntos, conforman esta serie, que por ahora carece de título oficial y que no posee unidad temática (si exceptuamos el planteamiento y la finalidad juveniles que la animan).

En ella hay guiones para todos los gustos, según ha declarado Antonio Mercero. Desde aquellos que tocan la inadaptación de un pequeño a la sociedad hasta aquellos otros que reflejan distintas aventuras protagonizadas por niños en un entorno urbano.

La idea es una experiencia novedosa en la UER, y, según Mercero, “de resultar exitosa, supongo que tendrá una continuidad. Países como Canadá y Estados Unidos, que no son miembros de la UER, han mostrado gran interés por ella. Además, este tipo de programación y de producción de series, ya sean o no juveniles, si gustan al público, es un buen camino a seguir”.

Fuente: El pais.

Galería: