«Me parece aberrante que hoy te den trabajo en función de tus seguidores en redes»

Fuente: XLSemanal

Por Virginia Drake / Foto: Javier Ocaña

Madrid, 1953. Soy actriz y el 18 de agosto he estrenado en el Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida ‘Las suplicantes’, una función que une los textos de Eurípides y Esquilo.

XLSemanal. Una vez más, el Teatro Clásico de Mérida demuestra la vigencia de textos escritos hace veinticinco siglos.

María Garralón. Es así. Seguimos hablando de lo mismo, no aprendemos y hemos cambiado muy poco: somos muy torpes.

XL. En esta obra, usted es la portavoz de varias madres que suplican al rey que les devuelva el cuerpo sin vida de sus hijos.

M.G. Sí, la función habla de libertad y de justicia. Viene a decir que los hombres no son malos, pero deben ayudarnos a conseguir muchas cosas.

XL. Este año, ‘Verano azul’ cumple cuarenta años. ¿Existe alguna entrevista en la que no le preguntemos por aquella serie?

M.G. ¡Pues no! [Ríe]. Pero al personaje de Julia solo le puedo estar agradecida: he recibido mucho cariño de la gente.

XL. Sin embargo, cuenta que después le costó bastante volver a trabajar.

M.G. Sí, sobre todo hacer teatro porque a la gente le echaba para atrás que me relacionaran con la chica de Verano azul. Le agradecí mucho a Ángel Zafio que se empecinara en que yo hiciera un personaje en No hay burlas con el amor, de Calderón, y tiré para delante. Luego vinieron con mucho éxito Farmacia de guardia, Compañeros

XL. Ha dicho: «Hay vida más allá del dinero y la belleza».

M.G. Es que hoy es obsesivo el culto al cuerpo. Para ganar dinero y tener éxito en las redes, las mujeres debemos ser bellísimas y los hombres, musculosos. Me parece aberrante que te den trabajo en función de tus seguidores. Me da mucha pena este oficio.

XL. Se dice que solo el ocho por ciento de los actores puede vivir de su trabajo, pese a que hay más canales, más plataformas…

M.G. La profesión está fatal y la gran mayoría de los compañeros están sin trabajo. Ahora somos muchísimos, y gente de toda la vida lo está pasando mal. Se escribe mucho para los jóvenes y poco para los mayores, pero la pandemia lo ha empeorado todo. Pese a ello, que una hija hoy diga que quiere ser actriz es un orgullo en la familia. Cuando lo dije yo, mi padre me perseguía [ríe]. Sin embargo, mal que bien, he conseguido vivir dignamente y sacar adelante a mis dos hijos, que no es poco.

XL. Por cierto, trabajó con José Luis Moreno en ‘La venganza de la Petra’. ¿Le sorprende todo lo que se dice hoy de él?

M.G. A estas alturas, nada me sorprende ya. A mí sí me pagó, pero había cosas de él que no me gustaban nada, como el trato que daba a sus trabajadores. Desconozco sus historias de ahora, de eso tendrá que hablar la Justicia.

Desayuno: por etapas…

«Nada más abrir el ojo, me tomo un café con leche. Más tarde, otro café con magdalenas o con un trozo de bizcocho de los que hacemos en pandemia»

XL SEMANAL