Compañeros – Temporada 4

 

T4C1. Ese era mi chico

David, compañero de Lolo, es portador del virus VIH. Cuando el niño sufre un accidente, Gustavo debe informar de su enfermedad al resto de los profesores. Esta noticia causa una gran conmoción en el Azcona. La Asociación de Padres solicitan que David abandone el colegio o el resto de los alumnos no asistirán a clase. Rocío está de acuerdo con esta medida, pero Marisa, indignada, cree que es una injusticia. Gustavo, Marisa y el padre adoptivo de David hacen ver a sus compañeros que el chico tiene derecho a una vida normal, y que es posible convivir con una persona que padece el sida. El niño no se va del Azcona.

Ana y Alfredo deciden hacer vida en común tras pasar las vacaciones juntos, pero no saben cómo se lo tomará Félix. Sin embargo, éste acepta de buen grado que Ana y su hijo Guille se trasladen a vivir con ellos. No obstante, Alfredo parece incómodo cuando Ana mete la cuna de Guillermo en la habitación. Después de una noche de llantos del niño, la pareja decide repartirse las responsabilidades. Además, Ana opta al puesto de la profesora de Infantil del Azcona.

César, Luismi, Quimi, Valle y Sara se van a la playa a pasar unos días en el apartamento de Sara antes de que empiecen las clases. Valle confiesa a Sara que Quimi le sigue gustando, pero que va a hacerle sufrir un poco antes de volver con él. Sin embargo, las cosas no saldrán como ella piensa. Quimi intenta besarla a bordo de una moto acuática, y Valle le rechaza.

Entonces Quimi se enrolla en la playa con Miriam, la prima de Sara. Pero Juanma, el ex novio de Miriam, no se lo toma bien. Éste increpa a la chica por besarse con el macarra encima de una de sus motos y Quimi se enfrenta con él y sus amigos. Tras una persecución en motos de agua, Quimi debe rescatar de una muerte segura al ex de Miriam. Pero, ya en la orilla, ve como ella sólo se preocupa por Juanma.

Por otro lado, todos celebran el regreso de Arancha de Argentina, que se presenta por sorpresa en el apartamento para regocijo de César. Mientras, Luismi ha conseguido estar a solas con Sara en el apartamento y la besa apasionadamente. Pero ella tiene que volver enseguida a Madrid para hacer su recuperación de gimnasia. De vuelta a Madrid, a Arancha no le gusta demasiado su nuevo domicilio.

Mientras, en el Azcona comienzan los exámenes de recuperación de septiembre. Si Isabel no aprueba en septiembre perderá la beca. Félix comienza a sospechar que Isabel ha copiado en su examen escrito, y le advierte que será muy estricto en el examen oral. Isabel, sometida a una fuerte presión, se desmaya cuando acude a la prueba. Félix cree que es mejor que repita, y que no se preocupe por la beca. La Asociación de Padres correrá con sus gastos. Más tarde, toda la pandilla se reencuentra con ella.

T4C2. Huida hacia delante

Tere y Alfredo anuncian que se va a hacer un casting en el Azcona para seleccionar a los protagonistas de una película. Luismi, Sara, Mercedes y Valle deciden presentarse a la prueba, mientras Quimi muestra su rechazo al mundo del espectáculo y la fama. César y Arancha por su parte, más centrados en sus estudios, no se interesan por el tema. El director de la película preselecciona a Valle y a Mercedes, para la prueba final. La rivalidad se interpone entre Valle y Mercedes, que desean conseguir el papel. El director le dice a Valle que es la elegida, pero finalmente se deciden por Mercedes. A Valle le aconsejan que acuda a una agencia a hacerse un book. Tras la decepción, Quimi, que sale con una tal Leticia, opina que es lo mejor para Valle.

Por otro lado, los niños hacen un circuito de chapas por todo el Azcona. Lolo se queda sin su chapa de la suerte y comienza a perder frente a Kubiak, su principal rival. Éste le pide 20 chapas o sino se vengará. Lolo intenta robarlas en el bar, pero es descubierto por Luis. Su padre descubre que Kubiak hace trampas y le da un capón. Todo se complica cuando el padre de Kubiak busca a Luis para agredirlo. Al final se aclara la situación. Hasta los profesores del Azcona se animan a jugar a las chapas.

El consejo escolar rechaza a Ana para el puesto vacante de profesora de primaria. Decepcionada y dolida, la joven piensa que sus compañeros no han defendido con fuerza su candidatura. Félix explica que buscan a alguien con más experiencia. Cuando Nuria, la nueva profesora, se presenta, recibe una fría bienvenida por parte de los profesores, que piensan que se ha cometido una injusticia con Ana. Ésta última adopta una actitud desagradable hacia la nueva profesora. Ana descubre que Nuria fue despedida de su anterior trabajo, información que utilizan para desprestigiarla. Mientras, Alfredo parece congeniar con la nueva, pues tienen los mismos gustos literarios. Nuria confiesa que le despidieron porque estaba embarazada.

Eloy es el cabecilla de un grupo de alumnos que hace novatadas a los recién llegados. Marisa está muy enfadada con esta situación y así lo expresa en clase ante sus alumnos, sin saber que su hijo es uno de los responsables. Sara y Luismi, reprochan a Eloy su mezquina actitud. Éste convence a Isabel para que le ayude a darles una lección. Les citan en el hospital por separado diciendo que uno y otro han sufrido un accidente. En el trayecto Sara sufre un contratiempo real con su moto. Todo está grabado. Eloy e Isabel no se atreven a confesar su culpabilidad. Marisa, descubre el vídeo en su casa y decide exponerlo en clase. Toda la pandilla arremete contra Eloy, especialmente Quimi. Sólo Isabel le defiende.

T4C3. ¿Tengo cara de acelga?

Desde que Ana, su hijo Guille y Arancha se han trasladado a casa de Alfredo han surgido muchos problemas de convivencia. Son demasiados bajo un mismo techo y Arancha es la que peor lleva la situación. La joven se siente presionada y se queja de falta de intimidad. Una noche llega tarde y no lleva llaves, otra es descubierta por Bego dándose un beso con César. Alfredo se enfada con Arancha y ésta decide irse a dormir a casa de Valle. Ana pide a Alfredo que suavice la relación con Arancha.

Nadia no se encuentra bien. La niña le cuenta a Bego que ya es mujer. Bego, que quiere ser como ella, cuenta a todos que también le ha venido la regla. Lolo es el más confundido y quiere saber qué les está pasando a sus amigas. Nuria, al corriente de todo, descubre a Alfredo la mentira de su hija. La profesora da una charla a todas las niñas sobre el tema y desmiente los falsos mitos sobre la regla. Lolo pregunta a su padre qué ocurrirá cuando él se haga hombre.

Marisa lleva un tiempo amenazada con anónimos a los que no da mucha importancia. Al colegio llega un macabro paquete con una rata muerta en su interior. Todo se complica cuando alguien, sobre una moto y camuflado con un casco, ataca a Marisa a la salida del colegio. Después del incidente comienza a investigar con ayuda de Rocío. Mientras, su hijo Eloy sale con Lucía, una chica mayor que él, también motorista. Ella acude una tarde con Emilio al parque y, cuando Eloy se aleja, Lucia tira al pequeño al agua. Eloy rescata a su hermano. Marisa descubre que su atacante es Lucía, que cuando era su alumna estaba obsesionada con ella. Marisa consiguió a través de un juicio que fuera recluida en un centro psiquiátrico. La profesora se pone en contacto con sus padres, pero la chica logra colarse en el interior del colegio armada con un cuchillo y Alfredo, en el último momento, evita que ataque a Marisa.

Goyena, el delegado de clase hace la pelota a Félix, pese a que planea hacer un examen con el temario del año pasado. Alfredo, consciente de que los alumnos no quieren a Goyena, les sugiere que elijan un nuevo delegado. Valle propone a Quimi para delegado, que acepta para demostrar que es capaz de asumir responsabilidades. Presenta una lista de reivindicaciones de los alumnos, y algunas son aprobadas. Pero, cuando Félix insiste en hacer un control sin aviso, Quimi no recibe demasiado apoyo de sus propios compañeros y dimite. Es la primera vez que hace algo por los demás y le dan la espalda. Sin embargo, en la prueba todos firman su examen con el nombre de Quimi. Félix pide a Quimi que se replantee su decisión, pero él ya ha demostrado cómo los «malos» no siempre pierden.

T4C4. Nunca jamás

El colegio organiza una partida simultánea contra una reconocida figura del ajedrez. Lolo está muy emocionado ante esta oportunidad para demostrar su valía, aunque Gustavo trata de que el niño adopte una actitud más humilde. Ante la sorpresa de todos, el profesional pierde ante Lolo. El niño se crece ante sus compañeros, sobre todo después de recibir dinero por ganar el torneo. Además le ofrecen promocionar un juego de ajedrez informático. No obstante la organización exige a Lolo que, para demostrar la potencia del juego, pierda la partida. Sus padres aceptan. El niño, distanciado de sus amigos debido a su orgullo, decide ganar la partida e irse con sus amigos a jugar con todos los juguetes obtenidos en otros torneos y que antes les había negado. Félix enseña al niño que lo importante es disfrutar del juego sin someterse a ningún fin comercial.

Los profesores encuentran una serie completa de décimos de lotería perdida y cada uno de ellos comenta que haría si fuera rico de la noche a la mañana. Sin embargo, Suso y Félix, afirman que no les gustaría ser millonarios de repente y que deberían buscar al verdadero dueño de los billetes de lotería. Miriam aparece en el Azcona por sorpresa para reencontrarse con Quimi. Ante la indiferencia de éste, Miriam intenta llamar su atención y se hace pasar por una nueva alumna en la clase de Alfredo. Su descaro provoca la ira del profesor, que la hace escribir en la pizarra: «me equivoqué en la playa». A Valle no le hace ninguna gracia y menos cuando comprueba que entre Quimi y Miriam se está produciendo un nuevo acercamiento. Valle le dice a Quimi que se lo ha pensado mejor y que quiere volver, pero Quimi la rechaza. La pandilla comienza a conocer el carácter caprichoso y egoísta de Miriam. La joven intenta fascinar a Quimi y le lleva a su lujosa casa. Valle quiere decirle que esa chica no le conviene, pero ya es tarde.

Julián, el padre de César, no acaba de superar la ruptura de su matrimonio (la madre les abandonó cuando César era pequeño) y los negocios no marchan bien. Una noche que César llega tarde, su padre le reprocha su desinterés por ayudar en casa. Tras discutir, Julián le golpea violentamente. César sólo se lo cuenta a Arancha, pues no quiere que nadie se entere. En la revisión médica del colegio, César simula una caída para justificar los moratones que tiene. Alfredo desconfía y acude a ver a su padre. Ante sus mentiras, le recuerda que César siempre ha sido un chico modélico. Los malos tratos se repiten otra noche, pero esta vez César se defiende y se va da casa. Al final, Julián intenta reconciliarse con su hijo. César asume que debe ponerse a trabajar para ayudar en casa, pero antes su padre le cuenta la verdad sobre la huida de su madre.

T4C5. Esta vez va en serio

Valle recibe una llamada de la agencia en la que se hizo un book. El fotógrafo, tras adularla la engaña para que pose en ropa interior, y después la invita a una fiesta. Allí le presentan a un hombre mayor que sólo habla inglés, y con el se emborracha. Otra chica invitada le descubre le verdadero motivo de la fiesta. Entonces decide llamar al bar y Quimi, que se encuentra con Miriam, acude en su ayuda. El chico miente a Miriam sobre el motivo de su marcha. Tras enfrentarse a un vigilante de seguridad consigue liberarla antes de ser atrapada para un negocio de prostitución de menores. Al día siguiente Quimi acude a verla y Valle intenta acercarse a él, pero Quimi la rechaza, pues ahora sale con Miriam. Valle se queda hundida.

La rivalidad entre Eloy y Andrés, el chico víctima de las novatadas, aumenta. Alfredo, que da clases de Internet a los chicos, descubre que en el laboratorio faltan algunos componentes que se utilizan para hacer explosivos. Más tarde, se produce una amenaza de bomba. En la evacuación, Félix resulta herido. La bomba explota dentro de la mochila de Eloy, ausente en ese momento del colegio. Todos sospechan de él, pese a que proclama su inocencia. Marisa no le cree, pues ha encontrado en casa unos papeles sacados de Internet que explican cómo fabricar una bomba y ambos discuten. Marisa, angustiada, le cuenta todas sus penas a Félix. Están dispuestos a expulsar a Eloy del colegio. Sin embargo, Alfredo continúa sus indagaciones y en la red encuentra de casualidad un mensaje que compromete a Andrés. Al final éste admite que intentó vengarse de Eloy. La ruptura entre Marisa y Eloy es inevitable.

Nuria averigua que los niños no conocen ningún cuento tradicional. Solicita a cada profesor que relate uno en la clase de los más pequeños. Alfredo y Nuria representan juntos La bella durmiente. Esta situación despierta los celos de Ana. Pese a que la representación debe acabar en un beso de amor, Alfredo opta por besar la mano de su compañera. Ana, que presencia la escena, se siente mal por haber dudado y se lo confiesa a Alfredo. Pero lo cierto es que Nuria y él aprovechan cualquier momento para hablar de ellos. Alfredo no puede contárselo a Ana. Gustavo utiliza la ocasión para acercarse a Virginia, pero la profesora de gimnasia no está por la labor.

Por fin, parece que Sara acepta salir con Luismi, pero no quiere que el resto de la pandilla lo sepa. Sara confiesa a Luismi que se avergüenza de tener un novio como él. Luismi saca su orgullo y le dice que así no está dispuesto a seguir saliendo con ella. Y menos cuando ve cómo sigue tonteando con otros chicos. Sara le pide una segunda oportunidad. Saldrán juntos y se lo dirán a los demás cuando ella esté orgullosa de él.

T4C6. Estás temblando

Lolo se da cuenta de que todos llevan ropa de marca menos él. Por eso, se siente inferior a los demás y se lo cuenta a sus padres. Luis decide ir con él de compras, pero la ropa de marca es muy cara y le compra unos pantalones de imitación. Al día siguiente todos lo niños se ríen de Lolo. Quimi le hace entender que la marca de la ropa no importa. Lolo intenta robar etiquetas de las prendas de sus amigos, pero es descubierto. Alfredo cuenta que de joven se dedicaba a desteñir las prendas. Lolo experimenta con sus camisetas y es todo un éxito.

Marisa sugiere a Rocío, que sólo lee revistas del corazón, que se interese por la literatura de verdad y le presta un libro de aventuras. Por otra parte, Félix y Marisa se encuentran por casualidad en una exposición y deciden pasar el día juntos. Rocío, confunde ficción y realidad, y se imagina que los protagonistas de su libro son Félix, como Caballero, y Marisa, como Princesa. En la historia, el caballero debe conseguir un objeto que la princesa desea. Marisa vío en la exposición una cajita de música antigua, igual a una que tenía de pequeña. Félix acude a la tienda de antigüedades dispuesto a cambiar la caja por su reloj de cadena, patrimonio de la familia. Pero allí es detenido por la policía que asalta el local, porque todo lo que venden es robado. En el colegio le cuenta a Rocío que lo ha perdido todo. La bedela, que cree ser el oráculo que menciona el libro, le dice que tiene una caja igual en su casa. Marisa tiene su recuerdo de infancia y Rocío parece haber cogido gusto a la literatura.

Alfredo explica las incompatibilidades entre los diferentes grupos sanguíneos y organiza una práctica para saber el de cada uno. Marta se sorprende porque su sangre es incompatible con la de sus padres. Alfredo le dice que es imposible y ordena repetir la prueba. En casa, Marta comenta lo sucedido pero sus padres evitan el tema. Preocupado, el padre confiesa a Alfredo que Marta es adoptada y no quieren que lo sepa. Como la chica insiste, Alfredo le cuenta la verdad. Marta abandona a sus padres y se va con Valle y Arancha. Alfredo intercede y reúne a la familia en el cementerio, junto a la tumba de los padres biológicos de Marta, que murieron en un accidente nada más nacer ella. Eran amigos de sus padres adoptivos que decidieron ocultarle la verdad. Esta historia sirve para que Suso y Marta vuelvan a acercarse. Pero él confunde sus intenciones y le reprocha que juegue con él.

Luismi tiene la oportunidad de hacer una pequeña exhibición de magia en un pub. La pandilla se compromete a ir al show para animarlo. Al mismo tiempo, Miriam invita a Quimi a un concierto y éste le pide más entradas para el resto de los amigos. Pero el día del concierto y de la actuación de Luismi coinciden. Éste decide cambiar el día de su actuación para que sus amigos puedan ir al concierto. Cuando acuden a la cita descubren que no hay entradas para todos. Sólo Quimi y Miriam entran. Antes, Quimi pide disculpas a Luismi, pero éste las rechaza, pues ya ha mostrado su elección: Quimi está pillado con su chica.

T4C7. ¿No estaremos locos?

En el Azcona se organiza una subasta benéfica para los niños necesitados. Cada uno debe donar un objeto al que tenga mucho cariño. Nuria entrega un osito de peluche y Suso y Alfredo pujan por él. Al ver a Ana, Alfredo disimula y deja de pujar, con lo que Suso consigue el osito. Tras la subasta, Suso invita a cenar a Nuria y acaban en la cama. Al día siguiente, ninguno quiere continuar la relación. No obstante, Nuria ya ha contado entre las chicas la noche loca con Suso y Ana corre a decírselo a Alfredo. Éste confiesa a Félix lo confuso de sus sentimientos hacia Nuria.

Eloy e Isabel continúan tomando pastillas alucinógenas. Un lunes, tras pasar todo el fin de semana fuera de casa, su estado es deplorable. Marisa se enfrenta con su hijo porque se ha gastado los ahorros bancarios. En Halloween todos los chicos acuden a la discoteca disfrazados. Eloy va bien provisto de pastillas. Sara toma una, y después vomita incesantemente. De vuelta a casa, Eloy conduce drogado junto a Isabel. Luismi y Sara, se sientan asustados detrás. Isabel y Eloy comienzan a conducir con los ojos cerrados y el coche da una vuelta de campana. Los cuatro salen por su propio pie del vehículo. Isabel, se pone a saltar drogada en plena autopista y es arrollada por un coche. Por este motivo entra en coma. Pero Eloy regresa a la fiesta a tomar más pastillas. Cuando vuelve a casa, Marisa comprende la gravedad del asunto y decide llamar al padre del chico.

Los niños hacen carreras de caracoles y Beltrán, el caracol de Lolo, gana siempre. Bego, harta de la situación, le cambia el caracol por otro sin que la vean. La niña enfrenta a Beltrán al caracol de un amigo, segura de su victoria. Sin embargo, Beltrán no quiere correr y Bego pierde. Enfadada, la niña aplasta a Beltrán justo cuando Lolo se da cuenta del engaño. El disgusto del niño es mayúsculo. Virginia organiza el funeral de Beltrán, con la asistencia de los familiares de Lolo. Sin embargo Luis insiste en demostrar a su hijo que los caracoles son un plato exquisito.

César reparte pizzas mientras intenta sacar adelante sus estudios. Alfredo prepara un examen de química muy importante y pide a Arancha que se lo diga a César, que se presenta. Mercedes, que rueda una película, reivindica las mismas facilidades para presentarse a los exámenes. Los profesores deciden no hacer excepciones: nadie irá a examen sin asistir a clase un número suficiente de veces. Por ello, Alfredo debe suspender a César, y éste se hunde. El profesor decide buscarle trabajo en el centro escolar para que acuda a clase con normalidad. César, que al principio se muestra reticente, acepta. Todos le reciben en el Azcona entusiasmados, aunque les afecta en su ánimo el estado en el que se encuentra Isabel.

T4C8. Antes siempre ganabas

Mientras Alfredo ensaya un experimento en el laboratorio, Rocío tira sin querer un montón de frascos, tubitos, etc. Alfredo se mancha las manos limpiando el desastre. De repente, Alfredo no puede separar las manos, las tiene pegadas con un pegamento especial. Acaba en el hospital donde le someten a una cura y le vendan las manos. Rocío, que se siente culpable, se ofrece para ayudarle mientras no pueda valerse por sí mismo. Alfredo se aprovecha de ella como venganza.

El bar de la pandilla va a abrir por la noche y Valle, junto con Arancha, ayudan a Luis a servir copas. Pero los dueños de un bar cercano no están dispuestos a perder clientela y tratan de arruinar el negocio. Por otra parte, Miriam corta el pelo a Quimi pues, según ella, debe cambiar de imagen. Para compensar su actitud, la joven le invita a un viaje a Nueva York. César le hace ver a Quimi que ha cambiado demasiado y que Miriam no es como parece. Por su parte, Miriam le recrimina que asista a la fiesta del bar la noche antes de partir a Estados Unidos. Aún así, Quimi acude. Los dueños del bar de enfrente agreden a Valle y Arancha en el almacén y luego destrozan todo. Luis, César, Quimi y los demás se enzarzan en una pelea. Quimi se da cuenta que es hora de irse. Miriam le espera hasta el último momento en el aeropuerto y como no aparece, se va sola.

Bego y Arancha tienen problemas para compartir habitación. La discusión pasa a mayores y Alfredo y Ana toman partido por cada uno. Bego dormirá con su padre y Arancha con su sobrino y su hermana. La reconciliación de la pareja se complica cuando afloran otros temas, como los celos de Ana por Nuria y la falta de sinceridad de Alfredo. Arancha y Bego hacen las paces antes de que vaya a mayores. Alfredo y Ana no tienen más remedio que hacerlas también.

Todos se preocupan por el estado de Isabel, que sigue en coma en el hospital. Eloy es el único que no quiere ir a visitarla con la excusa de que viene su padre y esto le enfrenta a sus amigos. Marisa no está muy segura de que la presencia de su ex marido sea beneficiosa, pero no puede dejarle al margen de los problemas de su hijo. Eloy se sincera con su padre y le cuente que se siente totalmente incomprendido por Marisa. Le pide volver a vivir con él, pero su padre le explica que es imposible. Eloy, desilusionado, acude por fin a ver a Isabel al hospital. Como cree que no le escucha, le cuenta todos sus malos rollos y tras llorar, se marcha. En ese momento, Isabel abre los ojos. Félix le echa un capote a Marisa con una metáfora que hace en clase sobre la relación de una madre y un hijo. Eloy comprende el mensaje y se reconcilia con su madre.

T4C9. El mejor ninja del mundo

Los profesores celebran una fiesta en casa de Alfredo. Nuria desarrolla todo su encanto y se convierte en el alma de la fiesta. Alfredo, cada vez más cautivado por ella, confiesa a Félix que está obsesionado con Nuria. Sin embargo, también duda porque lo que más le atrae de Nuria, su alegría y su libertad, es también lo que más le asusta. Al mismo tiempo, Nuria y Suso siguen manteniendo una estupenda relación. Ana comienza a darse cuenta de la frialdad de su relación con Alfredo. Félix pide a su hermano que se decida y se deje de tonterías. Tras ver a Nuria y Suso haciéndose carantoñas convence a Ana de que ella sigue siendo su chica.

César y Luismi se enteran de que hay unas fotos de Valle medio desnuda en Internet (Cap. 47). Los chicos las imprimen y Luismi se las enseña a otros chicos. Sara le descubre y le reprende por tomarse el tema a broma. Valle, preocupada, confiesa al joven que hay unas fotos suyas en Internet. Luismi finge no saber nada y la da ánimos. Sara rompe con él por traicionar a una amiga, justo cuando Luismi había comprado un regalo a su chica al cumplir un mes como novios. Mientras tanto, Algunos compañeros del colegio vacilan a Valle y le piden que les firme alguna foto, hasta que Quimi sale en su defensa. Luismi, arrepentido, pide perdón a Valle y le cuenta su ruptura con Sara.

Isabel recibe en el hospital la inesperada visita de su madre. Ésta pide dinero a Marisa a cambio de no demandar a Eloy como responsable de lo ocurrido. Conducía un coche ilegal sin carné, y además estaba drogado. Cuando Isabel se entera, decide echarla de su vida. Por otra parte, el comportamiento de Carlitos, el hermano pequeño de Isabel, es cada vez más extraño. El niño, imita a los guerreros ninja que ha visto en la televisión y actúa de una forma violenta contra Eloy. La leyenda dice que si un ninja fracasa en su objetivo, debe pagarlo con su vida. Eloy, se hace pasar por jefe ninja para evitar que cometa una locura y lo lleva con Isabel. Ambos jóvenes se dan cuenta de lo importante que son el uno para el otro.

El Azcona organiza unas jornadas de educación vial y alquila unos carts para que los chicos practiquen en el patio. Los chicos están hartos de las normas y se aburren, sobre todo Quimi y Nacho, que están picados. El dueño de los coches les ofrece la posibilidad de conducir los coches fuera del horario escolar, a cambio de dinero. Tanja, entusiasmada, se apunta. Los chicos aceptan. Por la noche, Nacho y Quimi entablan una carrera sin tregua, y acaban fuera de la pista y con el coche destrozado. Tanja resulta ganadora. El dueño de los carts reclama el precio de los desperfectos. Durante la noche, los chicos deciden desmontar el vehículo del hombre y volver a montarlo en el vestíbulo del colegio.

T4C10. No puedo evitarlo

Un cantautor suspende su actuación en La Escapada y Luismi le sustituye con su show de magia. Su intención es impresionar a Sara para que vuelva con él. La pandilla prepara unos carteles de la actuación, pero en ellos anuncian que Luismi hará un número en el que desaparece una persona. Asustado, decide ponerse a practicar ese truco que aún no domina del todo. Félix observa sus fracasos y le demuestra cómo se hace. Luismi le convence para que le ayude. El espectáculo, que comparten ambos, es todo un éxito. Sara es la que desaparece, y una vez terminado el número vuelve a caer en los brazos de Luismi.

Bego se interesa por las revistas para adolescentes en las que se tratan temas relacionados con el sexo. Ella y Nadia hacen un test, para descubrir si siguen siendo unas niñas o ya son mujeres. Para contestar a algunas preguntas, deciden practicar los consejos de seducción de la revista. Para ello necesitan un chico y eligen al pobre Lolo como víctima. El niño, confundido con lo ocurrido, le dice a su madre que cree que ha dejado embarazadas a las chicas. Rocío, perpleja, corre a contárselo a Alfredo, que prohíbe a Bego comprar esas revistas. La niña le recuerda que él fue quien se los compró, sin dar importancia a su contenido.

Gustavo entrena a los chicos para la excursión a unas cuevas que organiza el colegio, pero resbala y se lastima el tobillo. Tere propone a Nuria que sustituya a Gustavo y no le queda más remedio que aceptar. Alfredo percibe que Nuria se siente incómoda y ella acaba confesándole que no quiere ir a la excursión porque está enamorada de él, y prefiere mantener las distancias. Alfredo se queda perplejo. El día de la excursión Nuria se pierde en las grutas. Alfredo acude a su rescate, pero termina perdiéndose. Mientras esperan su rescate se besan con pasión. En ese momento aparecen César, Arancha y el monitor, y les descubren. Arancha fulmina con la mirada a Alfredo. Ya en casa Alfredo intenta disimular ante Ana, pero al final decide contarle lo ocurrido con Nuria, y ésta se va a casa de Marisa.

Quimi no puede olvidar a Miriam y pregunta a Sara por ella, que le dice que regresa ese mismo día de Nueva York. Sara le comenta a Valle que su prima viene con la intención de vengarse de Quimi, porque no la acompañó en el viaje. El joven va a buscar a Miriam al aeropuerto, que le recibe muy fría y enfadada. Quimi le propone realizar una escapada juntos el fin de semana. Valle intenta a visar a su ex sobre Miriam, pero el chico está harto de que todo el mundo la critique. Después, Valle se encuentra con Miriam en el bar y aprovecha para decirle lo que piensa de ella. El día del viaje, Miriam llega tarde y le dice a Quimi que no irá, pues tiene cosas mejores que hacer, igual que hace él cada vez que le llama la pandilla. Además, le dice que Valle afirma que en su ausencia han estado saliendo. Quimi no entiende nada y de noche va al bar borracho e insulta a Valle. La pandilla intenta calmarle, pero el joven se va a buscar a Miriam a su casa. Ésta avisa a los guardas que le echan a patadas. Miriam ha conseguido su propósito: alejar a Quimi de la pandilla. Sara se siente culpable por no haberle advertido.

T4C11. Hemos terminado

Marisa consuela a Ana por lo ocurrido con Alfredo. Mientras Cuando Arancha se entera de lo que ha pasado adopta una actitud de rechazo hacia Alfredo. En el colegio el ambiente es tenso, y Ana y Alfredo se ven para tratar de aclarar las cosas. Alfredo reconoce que no puede evitar sentirse atraído por Nuria. Ana opta por dejar la relación pero accede a los ruegos de Alfredo de quedarse en casa hasta que encuentre otro sitio. Cuando Nuria se entera en el colegio de que Alfredo ha dejado a Ana se siente molesta, pues no quiere ser la responsable de la ruptura de su relación. Alfredo se siente desconcertado. Además, todos juzgan el comportamiento de la maestra en la fiesta de aniversario de Rocío y Luis. Por otro lado, Ana decide ir a vivir a casa de Marisa mientras encuentra un sitio.

Nadia y Bego se han pintado los labios tratando de parecer mayores y Lolo las pregunta intrigado por el sabor del carmín, pero no puede saciar su curiosidad porque en ese momento llega Luis. Poco después, el padre de Lolo le descubre pintándose los labios. Luis se angustia pensando que su hijo tiene tendencias homosexuales e intenta introducirle en todo aquello que considera cosas de hombres: beber vino, echar un pulso o ver «tías buenas». Nuria le explica que lo que le pasa a Lolo es transitorio.

Luismi invita a Sara a cenar en un restaurante caro con el dinero que ganó por actuar en el bar. Durante la cena, todo va perfectamente, tanto que Sara está casi decidida a hacer pública su relación con Luismi. Todo se tuerce cuando le dicen que el restaurante no admite tarjetas de crédito y tiene que salir a buscar un cajero. Como Luismi no regresa, Sara llama a su padre para que venga a buscarla. Al día siguiente, Luismi aparece en el colegio con el pelo pintado de verde. Sara, indignada, le pide una explicación. Entonces cuenta el relato de una aventura en la que aparece la mafia internacional, una mujer perseguida y maletines misteriosos, que entusiasma a todos los que le escuchan.

Quimi está desolado desde la ruptura con Miriam. Marisa, que practica en su hora clases de relajación con los alumnos, se da cuenta de que el chico está pasando por un mal momento. Él y Valle se enzarzan en plena clase en un duelo verbal. Todavía no han hablado de lo ocurrido en el bar. Marisa pregunta a la pandilla lo que ha pasado y les hace ver que ellos tampoco se han portado del todo bien con Quimi pues nunca le apoyaron en su relación con Miriam. Después de hablarlo, los chicos intentan arreglar las cosas, y piden a Miriam que aclare con su amigo su situación. Quimi cree que este acercamiento es para volver, pero Miriam le confiesa que ha acudido a verle a petición de su prima. Quimi se enfada aún más con sus amigos y se encara con Sara. César sale en su defensa de la chica y los dos amigos se enzarzan en una pelea. Marisa les descubre y pregunta qué ha pasado. César miente a la profesora y salva a Quimi. Sin embargo, todos están dispuestos a darle de lado.

T4C12. No eres el ombligo del mundo

Mercedes está en plena promoción de su película. La prensa la acosa y los fans no dejan de pedirle autógrafos. Marisa comprende que Mercedes no está aceptando bien la fama obtenida. Se ha vuelto altiva, y su felicidad parece artificial. Las sospechas se confirman cuando Mercedes trata con total desprecio a Rocío. Marisa, que acude al estreno de la película, descubre a Mercedes llorando en el baño del local, y da un toque de atención a sus padres.

Alfredo se culpa de lo sucedido con Ana. Ésta sigue en casa de Marisa, y Arancha, que guarda un gran rencor hacia Alfredo, duerme en casa de Valle. En el colegio, Alfredo pide enfadado los trabajos que había encargado. Arancha decide no entregarlo, y Alfredo la cita en la sala de profesores. Arancha le provoca y Alfredo pierde los papeles y la abofetea. La alumna decide denunciarle sin contar a nadie que le provocó. Alfredo debe rendir cuentas ante el Consejo Escolar, a cuyo frente se encuentra Blas, padre de Luismi, con quien ya tuvo un altercado. Alfredo reconoce su error y decide dejar la enseñanza. Arancha se da cuenta que ha ido muy lejos, pero cuando da marcha atrás ya es tarde. Alfredo ya ha decidido reorganizar su vida.

Luis y Rocío discuten porque él sólo quiere ver fútbol y ella no puede ver ninguno de los programas que le gustan. Félix le ofrece a Rocío un televisor que tiene en casa y que pertenecía a Ana, aunque le advierte de que no es una solución. Efectivamente, Rocío y Luis ven la tele en la misma habitación y comienza una guerra ridícula por aumentar el volumen de sus respectivos aparatos. Luis le devuelve el televisor a Félix y le dice que no se entrometa en su vida familiar. Rocío forcejea con su marido, y la tele cae al suelo rompiéndose. Luis deberá ser más tolerante a partir de ahora.

Nadia hace fotografías a Quimi a la salida de casa. Reconoce a sus amigos que se ha enamorado de él. Pese a que todos le dicen que no tiene ninguna posibilidad no se rinde fácilmente, e incluso besa a Quimi en la mejilla después de que éste la enseñe a jugar al billar en el bar. En ese momento llega Gustavo, que la regaña por haber salido del colegio durante el recreo. Nadia no ceja en su empeño y le envía un anónimo. Quimi se decepciona al saber que no es de Valle. Nadia realiza un conjuro en el desguace para hechizar al joven. Antes consigue robar, con la ayuda de Lolo, una prenda de Valle. Durante el conjuro les atacan unos perros y se refugian en un coche. De repente aparece Quimi que les rescata. El joven intenta decir a Nadia que lo suyo no puede ser. En el cole, al día siguiente, la besa en la mejilla para regocijo de la niña y envidia del resto de las chicas.

T4C13. ¿Lo hiciste por mi?

Tras robar una joyería, cuatro jóvenes se refugian en el colegio donde toman como rehenes a una agente de policía, Vera, y a algunos miembros del colegio, entre ellos Alfredo, Nuria, Rocío, Quimi y Valle. Esta última es detenida por el líder de la banda mientras espera a su madre. Mientras, Rocío y la policía deben asistir uno de los delincuentes herido de bala. Rocío se enternece con él y sufre por su dolor. El chico la confunde con su madre y le da una medalla de cuando era niño. Mientras, los otros ladrones retienen a Alfredo, Nuria, Quimi y algunos niños. Quimi reconoce a uno de ellos, que tiene el mono. Alfredo, para despistarle y huir, le ofrece ayuda si le deja ir al laboratorio, pero su plan no resulta. En medio de este lío, Quimi evita que uno de los secuestradores abuse de Valle y escapa en la moto de la agente detenida. Alfredo resulta herido de bala por defender a Nuria, que se ha encarado con uno de los ladrones. Tras ser avisados por Quimi, la policía libera a los rehenes y todo acaba felizmente. La herida de Alfredo es superficial. El delincuente herido muere en el hospital y Rocío se queda triste.

En el Azcona se realizan unas jornadas dedicadas al aniversario de la promulgación de la Constitución. Marisa no consigue interesar a sus alumnos. Tanto es así, que los chicos, en lugar de visitar con los profesores el Congreso de los Diputados, se reúnen en casa de Eloy donde juegan a «verdad, atrevimiento o beso». La reunión les sirve para sincerarse y confesar muchos secretos ocultos respecto a sus sentimientos. Hay un cruce de besos: Luismi y Tanja, Eloy y Sara. Marta se da cuenta de que Isabel está celosa de que Eloy no le preste su atención y envía a los dos a la habitación. Deben permanecer 15 minutos dentro e intercambiar los pantalones. Isabel aprovecha la ocasión para sincerarse con Eloy, que aunque indeciso, no le niega que se siente atraído por ella.

Félix coge frío mientras espera con Gustavo y Marisa en la puerta del Congreso de los diputados la llegada de los alumnos. En el bar, toman una copita para entrar en calor, y los cuatro, Félix, Marisa, Gustavo y Luis, beben más de la cuenta. Los efectos del alcohol les lleva a las confesiones de carácter sentimental y, mientras Gustavo reconoce que Virginia le gusta, entre Marisa y Félix se inicia un coqueteo. Una vez en casa, Marisa acuesta a Félix totalmente ebrio, y como no le oye, le confiesa sus sentimientos.

T4C14. Sé el de antes

Marisa y Rocío discrepan sobre la Navidad, y la maestra critica estas fechas, mientras la bedela las defiende. Para demostrárselo, Marisa lleva a Roció a una estación de metro para que vea cómo viven muchos indigentes. Rocío, consternada, provoca un incidente y son rescatadas por Félix y Luis. Ante la reprimenda de Rocío, Marisa invita a Félix a cenar en Nochebuena, pero él se excusa debido a los problemas por los que está pasando su hermano Alfredo. No obstante, este último será el que anime a Félix a acudir a casa de Marisa, que se alegra de su visita.

Nuria organiza unas jornadas sobre la situación de los niños del Tercer Mundo. Hay talleres para que los alumnos elaboren los mismos productos que fabrican los niños pobres para poder ganarse la vida, jornadas de ayuno para saber qué es pasar hambre, etcétera. Bego, que ha recibido la visita de su madre, ya restablecida, y con nuevo compañero, pide a su madre dinero para comprar un balón, y no tener que fabricarlo, pero después se arrepiente. Por otro lado, la niña recrimina a su padre su aspecto de abandono. Alfredo recibe la visita de Diana para ultimar la venta de la casa común y se sincera con ella. La mujer le pide la custodia de Bego. Por el momento, deciden que Bego pase las navidades con su madre y con el hombre con el que está a punto de casarse, padre de dos hijos de edad similar a Bego. En este instante, Alfredo piensa que es lo mejor para la niña. Félix intenta sacar a su hermano de su aturdimiento a grito pelado.

Mientras, Nuria quiere que un personaje famoso explique a los niños la importancia de la solidaridad y que amenice la fiesta de Navidad. Todos recuerdan con cariño a los payasos de la tele, y se ponen en contacto con Miliki. Los profesores comprueban cómo se divierten los niños con su actuación, como lo hacían los niños de antes. Miliki y Rita Irasema realizan un número de humor que divierte a todos.

Quimi intenta ganar dinero para ayudar a su hermano Toni a desengancharse de la droga. Toni ha vuelto a discutir con su padre, que no quiere saber nada de él. Tras fracasar como Papá Noel en unos grandes almacenes, decide ir a la sierra a buscar árboles de Navidad para el centro comercial. Toda la pandilla, le acompaña en la furgoneta de su padre. En el camino observan a tres extraños montañeros que hacen autostop. Una vez en la montaña, el vehículo se avería y una tormenta les obliga a resguardarse en un refugio donde vive una joven pareja. Arancha, César, Sara y Luismi se acercan al pueblo más cercano para llamar a casa y los tres montañeros deben rescatarles cuando se pierden. Mientras, la mujer de la cabaña se pone de parto y Quimi, Valle e Isabel ayudan en el alumbramiento, junto a uno de los montañeros. Uno es pelirrojo, otro rubio, y el tercero de raza negra. Tras ser rescatados por la guardia civil, un montañero regala a Quimi su forro polar. Al día siguiente comentan la similitud de los tres montañeros con los reyes magos. Para su asombro, Quimi descubre en el bolso del forro un lingote de oro. Ya tiene con qué pagar la recuperación de su hermano. Valle le invita a cenar a su casa esa Nochebuena y acepta. Además se disfraza de Papá Noel para dar los regalos a Lolo, que descubre el pastel.

T4C15. Efecto 2000

El capítulo narra lo que sucede en la última hora del año 1999 (entre las 23:00 y las 24:15). Además, a la fiesta de Nochevieja invitan al actor Eduardo Noriega y actúa el grupo Ketama.

Nuria invita a Alfredo a una fiesta de Nochevieja. Alfredo acepta no muy convencido, pues su mente está ahora en irse a trabajar con Educación sin fronteras. Por otra parte, Virginia y Gustavo convencen a Ana para que vaya a esa misma fiesta, sin saber ambos que se encontrarán en la celebración. Mientras, Nuria escribe una carta de amor que dará a Alfredo después de las campanadas. Una vez en la fiesta, Alfredo la deja un momento para ir al parking. A la vuelta, Ana y Alfredo coinciden en el ascensor que se avería. Hasta que se reestablece el servicio, Alfredo le confiesa sus intenciones de irse y Ana apoya su decisión. Cuando vuelve a la fiesta, Nuria está desesperada. Alfredo intenta explicarse, pero al ver a Ana, Nuria no quiere escucharle. Le quita la carta y se va. En la fiesta también están Suso, Virginia y Gustavo. Éste intenta seducir a la profesora de gimnasia. Una ex de Gustavo despierta los celos de Virginia. El profesor de los peques recibe un inesperado beso de ella con la entrada del nuevo milenio.

Los adultos se reúnen en casa de Félix para recibir el año nuevo. Rocío cree esa noche llega el fin del mundo y un extraño suceso parece confi Los jóvenes van a la fiesta que los mayores organizan en el gimnasio del Azcona. Quimi prefiere pasar la Nochevieja en su casa con su hermano Toni y Valle lo comprende. Ambos recuerdan su infancia juntos. Se ve a Valle y Quimi con ocho años. Él ha recibido una paliza y Rocío le lleva a clase, pero nadie le deja sitio en su pupitre. Sólo Valle le hace un hueco. Más tarde, con 14 años, en un acuario y en presencia del delfín Goliat se dan el primer beso. Al final, Toni no puede ir y Quimi queda con Valle. Juntos van al acuario donde se enrollaron por primera vez, y se alegran porque el delfín aún vive. Quimi le pide a Valle que vuelva con él. Pero ella pide tiempo.

Arancha se ofrece a cuidar a Guille y el resto de los niños para que su hermana Ana pueda ir a la fiesta. Pero Sara se presta a cuidar a los niños y Arancha se va a la fiesta con César. Luismi está aterrorizado porque va a acompañar a Sara y nunca ha estado una noche con una chica. Ambos planean pasar una noche íntima, pero los pequeños no se lo ponen fácil. Sara se muestra como una tirana con los niños, para asombro de Luismi que los entretiene con magia. Los pequeños les engañan y la pareja acaba la noche en la escalera de la vivienda. Sara no quiere perder tiempo y se abalanza sobre Luismi. Mientras, Eloy llama a su madre por teléfono para comer las uvas con ella. Esta última noche la pasa al lado de Isabel en el colegio. Juntos pintan en un aula un graffiti que dice Feliz 2000.
rmar su predicción: el reloj de la Puerta del Sol de Madrid se para pocos minutos antes de las campanadas. Todos empiezan a filosofar sobre lo que cada uno haría si quedara media hora para el fin del mundo. Con la ayuda de la radio, Luis retransmite las campanadas. Llegan las confesiones. Luis le dice a Félix, que antes de ir con tías buenas, preferiría estar con Rocío y sus hijos. Marisa también le dice a Félix que saldría en busca de sus hijos.

Los comentarios están cerrados.